Carregant...

Canal de la Infanta

Un territorio histórico de primer orden

El canal de la Infanta, de 17,419 Km. de recorrido, se inauguró el 21 de mayo de 1819.

El objetivo de la construcción del Canal era convertir la agricultura pobre del valle bajo, de secano, en una rica de regadío. Pero el Canal permitió también introducir el "maquinisme" en la comarca. Un censo hecho el 1861 determinó que Cornellà era la población con más telares del Baix Llobregat gracias, especialmente, a Can Rosers i a Can Vilumara (La LLana).

Pero el Canal también cambió los usos y la vida: con sus aguas se lavaba la ropa -directamente o llenando los lavaderos de las casas-, con él nacieron huertos caseros, nuestros abuelos aprendieron a nadar e incluso, su recorrido era itinerario para carreras populares.

El Canal tuvo también efectos urbanísticos al dividir Cornellà de arriba y el de bajo. La barrera del Canal fué minimizada con la construcción de 27 puentes o pasarelas que comunicaban las dos partes de Cornellà.

El Canal es un territorio histórico de primer orden sin el cual no se puede entender la realidad actual de Cornellà y de la comarca. Reivindicar su memoria, preservación, recuperación y, si procede, la reutilización de los elementos que todavía quedan del Canal es el objeto de esta exposición colectiva que organiza el l'Avenç de Cornellà.

Podeis ver el recorrido del canal y ciertos puntos destacados del mismo en éste link del Ayuntamiento de Cornellà

L'Avenç de Cornellà

Nuestra misión es la defensa del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural de Cornellà.

L'Avenç de Cornellà

¡Síguenos en las redes!