Carregant...

Noticias

  • El Castell del Borni
  • Castell 3
  • Castell 4
  • Castell 5
El Castell del Borni

11/03/2021

El Castell de Cornellà se conoce popularmente como el “Castell del Borni”. Pero cuando buscas el por qué de este nombre no sabes encontrar ninguna explicación convincente del origen de esta denominación. ¡Todo el mundo se cura en salud! Parece ser, dicen las versiones más atrevidas, que ya en el siglo XX vivía en alguna parte del Castell un locatario que era “borni”, es decir, que le faltaba un ojo. ¿Realidad o leyenda? El hecho de que nadie sepa concretar quién era este “borni” (cuál era su nombre, cuando vivió, de qué familia era…) hace pensar, por eliminación, que se trata de una leyenda.

Y si lo pensamos bien, ¿es posible que haya algun castillo, casa grande o caserío – sea el que sea- que no tenga sus propias leyendas? El “misterio” que acostumbraba a rodear a los señores de los castillos, la oscuridad de sus cámaras, el imaginario que guardaban sus rincones, el desconocimiento de lo que pasaba entre sus muros lúgubres y fríos, eran todos ellos el caldo de cultivo de leyendas que, sobre una base real o imaginaria, constituían lo que hoy llamamos el “relato” de cada castillo.

El Castell de Cornellà no podía ser menos, también tiene sus leyendas: la de “La princesa del Rey moro”, la de los “pasillos subterráneos” que comunicaban con casas y lugares de su alrededor, la del “fantasma” finalmente desmantelada por la guardia civil, etc.

Pero la leyenda más popular es la del “borni”, que no solo daba nombre al propio castillo, sino también a buena parte de las propiedades que todavía tenían sus propietarios: “la timba del borni” que bajaba hasta la Riereta, el campo del “borni” – entre la Rambla i Can Fairell-, la viña del “borni”, cerca del actual instituto Francesc Macià, y la llamada barraca del “borni”, más abajo del terraplén, donde hoy está el campo municipal de fútbol.

Un personaje de cuento, como todos los “bornis”, que contribuyó a hacer más grande la leyenda de un castillo que poco a poco ha perdido su función agrícola, abandonado y aislado en medio de un entorno totalmente urbanizado. Una leyenda que hoy se funde con el tiempo y no acompaña, en pleno siglo XXI, a la silueta, los muros y las dependencias de un castillo hoy restaurado y rehabilitado.

1.- Vista general de Cornellà en el año 1914 con la silueta dominante del Castell y de la iglesia parroquial. AHMC.

2.- El Castell del Borni en un entorno no urbanizado. AHMC.

3.- Patio interior y pozo del Castell del Borni. AHMC.

4.- El Castell del Borni con el agujero del refugio de la guerra del 36-39. AHMC.

5.- El Castell restaurado (2018). Fotografia X. Aresté.



L'Avenç de Cornellà

Nuestra misión es la defensa del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural de Cornellà.

L'Avenç de Cornellà

¡Síguenos en las redes!